top of page

Guaimaro (Cedrela odorata)

Árboles de la Reserva
Cedrela odorata, Photo: Katty Ropero

El Guáimaro, conocido científicamente como Brosimum alicastrum, es un árbol imponente que puede alcanzar hasta 45 metros de altura. Posee un tronco recto y robusto, con una corteza de color marrón grisáceo que se vuelve escamosa con la edad. Sus hojas son simples, alternas, y de color verde oscuro, mientras que sus flores son pequeñas y discretas. Los frutos son drupas redondeadas, de color café, que contienen semillas altamente nutritivas y apreciadas por la fauna local. En Colombia, el Guáimaro se encuentra principalmente en las regiones de la Amazonía, la Orinoquía y la región Caribe. Prefiere bosques húmedos y áreas con suelos bien drenados, aunque es muy adaptable y puede prosperar en condiciones más secas. Este árbol es esencial para la biodiversidad, ya que sus frutos y hojas sirven de alimento para murciélagos, monos, aves y dantas. Además, los murciélagos frugívoros juegan un papel crucial en la dispersión de sus semillas, contribuyendo a la regeneración del bosque.

Photo: Katty Ropero

El Guáimaro es conocido por sus múltiples beneficios. Sus semillas son ricas en nutrientes y se consideran un superalimento, utilizado tradicionalmente como una fuente importante de sustento. En la medicina tradicional, la corteza y las hojas del Guáimaro se utilizan para tratar una variedad de dolencias, desde problemas digestivos hasta inflamaciones. Sus hojas también se usan como forraje para el ganado, y la madera, aunque no es la principal utilidad del árbol, puede emplearse en la construcción y fabricación de muebles.


Es un árbol clave en la lucha contra el cambio climático debido a su capacidad para fijar carbono. A través de una simbiosis con hongos y bacterias, convierte el dióxido de carbono en piedra caliza, almacenando el carbono de forma estable en el suelo durante miles de años. Este proceso no solo ayuda a reducir los niveles de CO2 atmosférico, sino que también mejora la fertilidad del suelo. Además, su capacidad de resistir sequías e incendios lo convierte en una especie vital para la conservación de los ecosistemas.

En la cultura Wayúu, el Guáimaro es conocido como el "Árbol de la Vida". Según la leyenda, donde había un Guáimaro, había prosperidad. Se decía que cuando los árboles de Guáimaro estaban llenos de iguanas y serpientes, era señal de que el fruto sería abundante, lo que a su vez significaba que los corrales estarían llenos de cabras. El Guáimaro no solo proveía alimento y sombra, sino que también era un símbolo de cuidado y sustento para la comunidad. Esta reverencia hacia el árbol ha perdurado a lo largo de los siglos, y hoy en día su fruto sigue siendo valorado como un superalimento.

Taxonomía:

  • Reino: Plantae

  • División: Magnoliophyta

  • Clase: Magnoliopsida

  • Orden: Rosales

  • Familia: Moraceae

  • Género: Brosimum

  • Especie: B. alicastrum

  • Nombre Científico: Brosimum alicastrum

Comentários


bottom of page